En primera instancia, las empresas estarán listas para exportar cuando tengan un estudio definido sobre la estructura, organización y capacidad interna de la misma. Los procesos de exportación requieren un ordenamiento institucional que garantice que el producto y la empresa dan por garantía que las cantidades, precios, envíos, entregas, competencia, calidad, presentación, regulaciones, ventajas, etc. Serán parte de un proceso previamente analizado. Es importante que toda empresa cuente con un sistema de gestión y logística, que sea capaz de cumplir un la demanda exigida.