1. OBTÉN TU RFC

    Para exportar lo primero que tienes que hacer es tener una empresa que esté constituida legalmente según las leyes fiscales y comerciales del país, en México cualquier persona moral o persona física con actividad empresarial puede convertirse en exportadora, sin importar su tamaño, lo que importa es su nivel de competitividad.

    Una empresa competitiva debe contar con los recursos humanos, financieros, materiales y de capacidad técnica y productiva para poder hacer frente a la competencia y desarrollar su actividad con el fin de convertir a la empresa en una empresa orientada a la exportación.

    Si aún no te encuentras dado de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, puedes consultar los requisitos y procedimiento en el portal http://www.tuempresa.gob.mx/inicio  

  2. DETERMINA TU PRODUCTO ¿QUÉ SE PUEDE EXPORTAR?

    Se pueden exportar todo tipo de productos, sin embargo es necesario evaluar su competitividad.

    Para iniciar tu proceso de exportación es necesario contar con un producto competitivo que logre satisfacer las necesidades, gustos y preferencias de tu mercado meta en base a su calidad, precio, diseño o exclusividad. Si tu producto ya ha tenido buena aceptación en el mercado nacional, tienes mayores posibilidades de tener éxito en el mercado externo.

    Una parte fundamental de una estrategia de exportación es determinar las debilidades y fortalezas de tu producto. Por lo que resulta importante analizar el potencial de la oferta exportable del mismo. Particularmente es conveniente que determines tu capacidad de producción y las posibilidades de incrementarla. Asimismo, debes considerar las posibles adecuaciones que se requieran hacer al producto para atender las exigencias de los clientes externos.

    Para conocer más detalles al respecto te sugerimos consultar la Guía para la determinación de un producto exportable Documento PDF.

  3. DETERMINA TU MERCADO ¿A DÓNDE PUEDO EXPORTAR?

    Uno de los aspectos más importantes en cualquier proyecto de exportación es elegir de manera adecuada tu mercado meta. Para ello debes considerar las oportunidades y amenazas que este representa y de igual forma lo adecuado de los recursos disponibles dentro de la empresa para aprovechar tales condiciones.

    En diversas ocasiones para que un producto tenga éxito en el exterior, es necesario conocer los gustos y preferencias de los consumidores en el mercado y adaptar el producto a los gustos específicos de esas personas.

    Para conocer sobre el mercado internacional requieres, entre otras cosas:

    • Información general sobre el país al que deseas exportar, el área y/o el mercado específico.
    • Información necesaria para pronosticar los requerimientos del producto, anticipando las tendencias sociales, económicas, de la industria y del consumidor del mercado o país específico.
    • Información de mercado específica requerida para llevar a cabo decisiones claves sobre adaptación de tu producto, promoción, distribución y precio.

    Preselecciona países que ofrezcan las mejores oportunidades para tu producto

    • Utiliza estadísticas arancelarias de exportación de México y estadísticas de importación de posibles mercados de interés de productos mexicanos.
    • Investiga si tu producto cuenta con preferencias arancelarias, en el marco de los tratados y acuerdos internacionales de comercio que tiene suscritos México.
    • Analiza la situación económica, política, social y geográfica, así como gustos y preferencias de la población de tu mercado meta.
    • Identifica la segmentación del mercado: nivel de ingresos; edades; hábitos de consumo.
    • Conoce las exigencias y requisitos del país destino para tu producto.
    • Considera los canales de comercialización y distribución de tu país destino.
    • Compara quiénes son tus competidores internos y externos, precios, características.
    • Toma en cuenta las opciones de transporte y sus costos.

    Una vez definido tu mercado es muy conveniente realizar un viaje de observación, que permitirá analizar lo relacionado con: producto, precio, puntos de distribución, formas de comercialización y distribución y competencia.

  4. ELABORA UN PLAN DE NEGOCIOS DE EXPORTACIÓN ¿CUÁNTO TIEMPO TARDARÉ EN EXPORTAR?

    El proceso de exportación no tiene periodos definidos, depende de factores como: el nivel de competitividad de tu empresa y tu producto, así como del compromiso de la propia empresa. Para facilitar y organizar su proceso es importante contar con un Plan de Negocios de Exportación, un instrumento que define la estrategia de entrada a los mercados extranjeros y la planeación de la forma de operación más recomendable dependiendo de las características de la empresa exportadora, el producto de exportación y el mercado meta.